vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 3493271

La siniestralidad laboral del primer semestre de 2018 baja un 5,66% respeto el año anterior, y registra el primer descenso en 7 años

La siniestralidad laboral registrada en los primeros seis meses de 2018 ha bajado un 5,66% respecto al mismo periodo del año anterior, y se sitúa en los 378,21 puntos. Esta es la primer vez que se registra un descenso de la accidentalidad a las Islas desde hace 7 años, a pesar de que la afiliación ha ido subiendo en los últimos años, “un hecho que suele hacer crecer exponencialmente los accidentes”, según ha indicado el conseller de Trabajo, Iago Negueruela, que ha presentado hoy los datos de siniestralidad en las Islas Baleares junto a la directora general de Trabajo, Isabel Castro.
El conseller ha expresado que a pesar de que el cambio de tendencia es positivo, puesto que se produce un fuerte descenso del índice en un momento donde se registra mayor afiliación, “todavía queda mucho camino para recorrer y no nos podemos conformar, y el objetivo de reducir la accidentalidad es lejano”, por lo cual se seguirá trabajando en las líneas que se han demostrado efectivas durante esta legislatura. También ha añadido que el impulso del nuevo Instituto Balear de Seguridad y Salud Laboral, que se incluye dentro de la Ley de Salud Laboral aprobada este año, tendrá que intensificar esta tendencia de reducción.
Además del despliegue del nuevo IBASSAL, que se realizará durante este otoño, Negueruela ha anunciado que la Dirección general de Salud Laboral habrá contratado en el 2018 más técnicos de prevención, hasta llegar a 30 personas, casi el doble de los 18 que  había a la anterior legislatura. Este incremento de personal, junto con la incorporación, a Inspección de Trabajo, de 4 nuevos subinspectores de Salud Laboral, permitirá una planificación más amplia en la materia.
Por sectores, los índice de siniestralidad han caído a casi todos, también en aquellos que han registrado incrementos de afiliación, como son los casos de construcción (-9,6%), hostelería (-8,2%) y servicios (sin hostelería) (-3,8%).
También se ha registrado un descenso casi en todas las islas, excepto en Formentera que, teniendo una demasiado laboral reducida, siempre ha presentado una elevada fluctuación en los índice de siniestralidad. Ibiza es la Isla donde más ha caído la accidentalidad, en un 6,5%; en Mallorca el descenso ha sido del 5,7% y en Menorca, de un 2,3%.
Por índice de gravedad, se observa una importante bajada de los accidentes leves, cifrada en un 5,8% interanual, mientras que el resto de índices se mantienen en tasas similares al año anterior. Durante el primer semestre se registraron cuatro accidentes mortales.
Más campañas de actuación
Iago Negueruela ha reiterado que la Consejería seguirá perseverando en las políticas de control, sensibilización y prevención porque este descenso de los accidentes se consolide. De este modo, a partir del mes de octubre se reforzarán las medidas con nuevas campañas de prevención y sensibilización, de manera especial en el sector de la construcción, donde se seguirán realizando visitas a obras programadas conjuntamente por la Consejería y la Inspección de Trabajo.
“No nos podemos confiar ni parar las medidas” ha afirmado, al tiempo que ha reiterado que el primer paso será aproximarse a la media nacional de siniestralidad. Por eso ha anunciado “más medidas y más recursos tanto económicos como humanos” para combatir la accidentalidad. También ha querido agradecer públicamente la tarea conjunta que se está realizando con todos los sectores económicos, patronales y sindicatos, fundaciones de prevención de riesgos (de Hostelería y de Construcción) así como con la Asociación de Constructores y el Colegio Oficial de Arquitectos Técnicos, con quienes se mantiene un trabajo intenso.