vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 3400153

Las medidas del Plan de Movilidad permitirán reducir un 20% el peso del coche en els desplazamientos

El Plan Director Sectorial de Movilidad de las Illes Balears 2019-2026 (PDSM) ha sido presentado esta mañana en una reunión del Consejo Balear de Transporte, que se ha llevado a cabo en el Consolat de Mar. Este plan, que ahora se someterá a exposición pública, planifica y ordena la movilidad de los próximos años en las Illes Balears y se propone resolver la demanda de movilidad con una apuesta decidida por el transporte público, acompañada de toda una serie de medidas para organizar mejor todos los elementos de movilidad.
 
"Uno de los compromisos de legislatura era trabajar de manera integral la movilidad en nuestras islas y este plan se ha elaborado con el espíritu de involucrar a todas las administraciones", ha indicado la presidenta del Govern, Francina Armengol, quien también ha destacado el cambio de planteamiento que supone este plan: "Siempre se había planteado la movilidad con una visión de incrementar la red viaria, pero ahora el objetivo que se plantea es otro: el de descongestionar la red viaria actual en las cuatro islas". Por lo tanto, "de aquí a 8 años debe haber menos transporte privado, sin incrementar la red vial", ha resaltado la presidenta, que también ha destacado los efectos que debe tener en cuanto a la disminución de la contaminación y a la mejora de la eficiencia energética.

Por su parte, el conseller de Territorio, Energía y Movilidad, Marc Pons, ha indicado que actualmente el 56 por ciento de los desplazamientos en Baleares es hacen en vehículo privado y que la intención del Plan es reducir este porcentaje hasta el 36%. El conseller ha dicho que "se trata de un plan global y para que sea factible es fundamental tener una visión de conjunto y contar con la colaboración institucional".
 
La mejora del servicio de transporte público y un progresivo cambio de paradigma en la movilidad, en el cual la utilización del coche privado debe perder peso en favor del transporte colectivo u otras modas de transporte alternativo, son los pilares de este PDSM.
 
Además de la mejora del transporte público, el PDSM de las Illes Balears establece medidas que faciliten la menor utilización del coche, como la creación de aparcamientos disuasivos en el anillo externo de los núcleos urbanos o de carriles bus-VAO en las principales vías, entre otros, a fin de que sea más rápido ir en bus que en coche privado.
 
Hay que recordar que actualmente más de la mitad de los desplazamientos de los residentes (2,6 millones en un día laborable) se hacen en coche. Además, el 69% de estos desplazamientos tienen el origen y la destinación en el mismo municipio. Respecto de los turistas (con 1,3 millones de desplazamientos diarios por término medio en el mes de julio), el 34,5% utilizan el coche.
 
Igualmente, la densidad de circulación en los accesos a Palma es muy alta. Por ejemplo, la vía de cintura de Palma tiene una densidad de 147.453 vehículos en un día de verano. Con las medidas de este plan, se podría reducir a 36.691 el número de vehículos. Por el contrario, si no se actúa, está el riesgo de que la presión se incremente hasta 12.759 vehículos más.
 
Las medidas del Plan se configuran como un instrumento adecuado e imprescindible para cambiar esta situación.
 
Más pasajeros de transporte público
 
El PDSM de las Illes Balears impulsa de una manera importante la utilización del transporte público, además de potenciar otros sistemas de movilidad no motorizada.
 
La previsión es que permita incrementar de manera muy significativa la demanda de pasajeros del transporte público: pasando de 61,10 millones de viajeros anuales a entre 84,4 millones (escenario de hipótesis más baja) y 108,7 millones (hipótesis más alta).
 
Las medidas del Plan deben permitir también cambiar el peso de cada modo de transporte dentro del conjunto de desplazamientos y que pase a ser un 13% en transporte público; un 42% a pie y un 9% en bicicleta, reduciendo así el peso del coche del 56% al 36%.
 
Las líneas de actuación del Plan se concretan en:
 
-Ampliación de la red de transporte público, centrada en la mejora del transporte colectivo por carretera y la planificación del nuevo mapa ferroviario. 
 
En este sentido, se hay que recordar que está ya abierto el concurso para la adjudicación de las nuevas concesiones de autobús a partir de 2019 en Mallorca, que suponen un incremento del 50% de la oferta (en Mallorca). En las otras islas la previsión de incremento de servicios es incluso mayor.
 
Con respecto a las líneas ferroviarias, el PDSM dibuja un nuevo mapa ferroviario que completa la red y que será un instrumento clave para contribuir a disminuir la presión que hoy sufren algunas de las arterias de circulación de acceso a Palma.
 
Por eso, uno de los objetivos de la nueva red es resolver la situación de congestión de los accesos a Palma y su área metropolitana. En este sentido se plantea desarrollar una línea de tren de Migjorn, de Palma en Llucmajor; el trambadia desde Palma hasta al aeropuerto, y la integración del metro en la red urbana de Palma, con la ampliación de la línea en el Parc Bit y Son Espases, como actuaciones prioritarias.
 
Las líneas de tren en Alcúdia, hasta Artà y Cala Rajada o la ampliación en una segunda fase de la línea de Migjorn o el tranvía hasta Santa Ponça completarán el mapa ferroviario.
 
-Creación de hasta 50 kilómetros de carril bus-VAO en las vías con más densidad de tráfico.
 
-Aparcamientos disuasivos para favorecer la entrada en los centros urbanos en transporte público.
 
-Integración tarifaria de todas las islas.
 
-Planes de movilidad en las ciudades (con más espacios peatonales y más carriles bici); y planes de movilidad en empresas y grandes centros de trabajo (UIB, polígonos industriales, etc.).
 
-Reducción de la contaminación con la reducción de la utilización del vehículo privado y el cambio en vehículos menos contaminantes (electrificación del tren, nuevos buses de gas natural y eléctricos, limitación de entrada de vehículos contaminantes a través de la Ley de Cambio Climático...).
 
-Reducción de la siniestralidad, con reducción de las velocidades e inversiones en mejoras en los Tramos de Concentración de Accidentes (TCA).
 
-Mejora de la conectividad entre las islas.
 
Finalmente, hay que destacar que el modelo de movilidad que impulsa el Plan tiene también un marcado cariz social y de integración e igualdad de oportunidades y del derecho a la movilidad de los ciudadanos de todas las islas. Por ejemplo, el PDSM de las Illes Balears hace una apuesta por la integración tarifaria total de todas las islas; una ordenación de los sistemas de transporte público que permita dotar a todos los municipios de un mínimo de 4 comunicaciones diarias con la capital de cada isla y con el hospital, y prevé un título social en la tarjeta de transporte para las rentas más bajas.