vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 3171934

La consellera Fanny Tur asiste a los premios de la Fundación Ramon Llull que premia a la traductora rumana Jana Balacciu Matei, el lingüista Joan Landaburu y el programador Manuel Llanes

La Fundación Ramon Llull ha entregado hoy en Andorra sus premios destinados a reconocer personas o instituciones de fuera del dominio lingüístico que han trabajado por la promoción internacional de la lengua y la cultura catalanas. Los galardonados en esta sexta edición han sido la traductora rumana Jana Balacciu Matei; el programador cultural andaluz Manuel Llanes y el lingüista Jon Landaburu. Este último ha sido galardonada con el Premio Internacional Ramon Llull de Catalanística y la Diversidad Lingüística que otorgan conjuntamente el Institut Ramon Llull y la Fundació Congrés de Cultura Catalana.

El acto de entrega se ha celebrado en el Auditorio Nacional de Andorra y en él han participado la ministra de Cultura, Juventud y Deportes de Andorra, Olga Gelabert; la consellera de Cultura, Participación y Deportes del Govern de les Illes Balears, Fanny Tur; el director del Institut Ramon Llull, Manuel Forcano; el director de la Fundació Ramon Llull, Vicenç Villatoro; y el presidente de la Fundación Congreso de Cultura Catalana, Miquel Strubell.

La ministra de Cultura, Juventud y Deportes del gobierno de Andorra, Olga Gelabert, ha incidido en la voluntad de “renovar el compromiso claro del gobierno de Andorra en la proyección de la cultura catalana” a través de la participación destacada en la Fundación Ramon Llull. Igualmente, Gelabert ha afirmado que “hace falta que se generen herramientas públicas y privadas para llevar a cabo esta proyección, como lo es la misma Fundación Ramon Llull. Hay que tener entre nosotros personas entusiastas dispuestas a llevar nuestra cultura cabe afuera. Pero hace falta también encontrar, fuera de nuestro ámbito lingüístico y cultural, personas e instituciones amigas”.

El director de la Fundación Ramon Llull, Vicenç Villatoro, ha dicho que estos premios sirven para celebrar “el compromiso de las instituciones propias de todos los territorios de habla catalana con la lengua y la cultura y con el objetivo central de su proyección exterior”. “La Fundación es punto de encuentro de estas instituciones que pueden tener estrategias, objetivos y horizontes políticos muy diferentes, pero que participan en la Fundación desde la convicción compartida que la lengua y la cultura necesitan un esfuerzo de consolidación dentro de y de proyección afuera”, ha señalado, y a la vez ha advertido que “debilitar estas herramientas, que ya tenemos, sería probablemente un error político. Pero sería sobre todo una irresponsabilidad cultural”.

El premio Ramon Llull de Traducción Literaria lo convoca la Fundación Ramon Llull. Reconoce la mejor traducción literaria del catalán publicada el año anterior al de la convocatoria y distingue el traductor. Pueden optar al premio las obras literarias traducidas del catalán y publicadas el año anterior, de autoría exclusiva. El premio tiene una dotación de 4.000 euros. La traductora rumana Jana Balacciu Matei ha sido reconocida en la presente edición por la traducción del Libro de las Maravillas de Ramon Llull a la editorial Meronia, dentro de la col·lecció Biblioteca de Cultura Catalana. Matei ha sido la introductora de la obra de Ramon Llull al mundo rumano: en total, ha traducido seis obras. Precisamente, las Illes Balears, a través de la Conselleria de Cultura, Participación y Deportes, impulsó esta obra con una aportación económica por parte del Institut d'Estudis Baleàrics.

Jana Balacciu Matei ha afirmado que “si me siento orgullosa de algo de mí es de haber traducido la literatura catalana y haber creado la colección Biblioteca Catalana de la editorial Meronia”. Matei ha explicado cómo desde que conoció la lengua y la literatura catalanas ha vivido “maravillas” con él pueblo catalán y ha explicado que se siente “catalana” y la hace feliz ser “una representante de la literatura catalana en Rumanía”. También se ha referido al futuro de la lengua catalana asegurando que “una lengua con una tradición literaria tan rica no puede estar amenazada”.

El premio a la Promoción Internacional de la Creación Catalana distingue una persona o institución del exterior que se haya significado durante su trayectoria por una especial sensibilidad respecto a la cultura catalana y que haya favorecido su visibilidad en el ámbito internacional. El premio está dotado con 4000 euros.

El premiado es Manuel Lanas, director artístico de los Espacios Escénicos de la Junta de Andalucía. El jurado ha decidido otorgarle el premio por la transversalidad de su programación atendida la gran diversidad de géneros que programa y que dentro del mismo género también comprende un rango muy grande. El jurado ha valorado que “difunde la cultura catalana en un nivel muy alto desde hace muchos años”.

Lanas ha agradecido el premio, que ha hecho extensivo a todos los que programan equipamientos culturales, y ha asegurado que el hecho de programar artistas catalanes se debe al hecho de que sus creaciones le han atraído y le han despertado la necesidad de hacerlas conocer a sus conciudadanos. “Sus trabajos me acompañan a mí y yo les acompaño a ellos”, ha dicho. Lanas ha recordado que en 8 meses han pasado por los teatros de Sevilla, Granada y Málaga una quincena de propuestas catalanas.

El premio Internacional Ramon Llull de Catalanística y a la Diversidad Lingüística, que llega a su 27a edición, tiene por objetivo valorar el conjunto de la obra individual de una persona de fuera del dominio lingüístico, escrita en cualquier lengua, y que haya significado un notable conocimiento de la realidad histórica y cultural catalana, o bien la aportación teórica o práctica de una persona de cualquier país que haya significado una importante contribución al conocimiento, reconocimiento, promoción o defiende de una o más culturas y naciones sin estado; y es otorgado conjuntamente por la Fundación Ramon Llull y la Fundación Congreso de Cultura Catalana. Su dotación es de 6.000 euros.

Este año el premio se otorga por unanimidad en su modalidad de Diversidad Lingüística al profesor Jon Landaburu, especialista en las lenguas amerindias. El profesor Landaburu, hijo del presidente vasco al exilio, nació y estudió en París, donde se doctoró en Lingüística en la Universidad de La Sorbona. Ha dedicado más de 50 años al estudio y la defensa de las lenguas indígenas minoritarias en Colombia. Landaburu ha explicado que se han documentado 65 lenguas indígenas, algunas de ellas con muy pocos hablantes.

En su discurso, Landaburu ha dicho que “estoy aquí como acompañante y testigo de unos pueblos pequeños que han sido agredidos y que ahora tratan de levantar la cabeza. Estos pueblos no sólo se merecen vivir sino que buscan la manera de hacerlo y que su lengua sea transmitida y también pueda sobrevivir. Ahora el más importante no es el paternalismo sino ayudar a superar los obstáculos y las fuerzas de destrucción que han actuado contra ellos”.