vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 3045702

El Govern impulsa el programa de salud afectiva i sexual "Amb tots els sentits" para los estudiantes de las Illes Balears

La Coordinación de Sida y Sexualidad de la Dirección General de Salud Pública y Participación pone en marcha este año el programa de salud afectiva y sexual “Amb tots els sentits”, que, con la colaboración de la Conselleria de Educación, se ofrecerá en todos los centros de educación secundaria y formación profesional básica de las Illes Balears que quieran participar. El programa se implantará en los próximos cursos en educación primaria y educación infantil, con contenidos y materiales adaptados a cada una de las etapas.

Así lo han dado a conocer hoy en una presentación la directora general de Salud Pública y Participación, Maria Ramos; el director general de Innovación y Comunidad Educativa, Jaume Ribas, y la coordinadora autonómica de Sida y Sexualidad, Rosa Aranguren. Durante el acto se ha presentado el programa y los materiales que utilizarán los centros de educación secundaria.

Ramos ha destacado que el objetivo del programa es que los jóvenes “adquieran las competencias necesarias para vivir la sexualidad con placer, satisfacción y de forma saludable” y que puedan hacerlo estableciendo relaciones “gratificantes y no discriminatorias”.

Igualmente, ha remarcado que con esta iniciativa “se da respuesta a una necesidad histórica y a una demanda social y se cumple uno de los acuerdos de gobernabilidad del ejecutivo autonómico, así como la Ley de Igualdad de Mujeres y Hombres”.

Así, los responsables del programa han recalcado que, además de favorecer una sexualidad sana y satisfactoria, la iniciativa ayudará a prevenir determinados problemas de salud y problemas sociales como las enfermedades de transmisión sexual, el VIH, embarazos no deseados, la violencia de género, la homofobia o los abusos sexuales.

Destinatarios del programa

La directora general de Salud Pública, Maria Ramos, ha señalado que la afectividad y la sexualidad son factores determinantes de la identidad, del estado de salud y el bienestar de cada una de las personas y, por lo tanto, condicionan su vida. Igualmente ha recalcado que las personas tienen derecho a “una vida sexual libre, satisfactoria y segura, y a una educación afectiva y sexual clara, positiva, basada en la igualdad y apropiada a cada edad desde la infancia”.

Ramos ha remarcado que, por primera vez, las Illes Balears disponen de un programa de estas características, que contribuye a desarrollar una faceta de la personalidad tan importante como es la afectividad y la sexualidad. Todos nacemos como seres sexuados —ha recordado— y esta sexualidad se manifiesta de forma distinta en las diferentes etapas de la vida. En la infancia y la adolescencia aparecen cambios físicos y emocionales y los jóvenes no siempre buscan la información en los medios adecuados. Ello puede implicar que no los vivan de forma positiva”.

La coordinadora autonómica de Sida y Sexualidad, Rosa Aranguren, ha explicado que “Amb tots els sentits”, que va dirigido a centros públicos, concertados y privados, trata cuatro áreas básicas: la sexualidad, la erótica, la conducta sexual y el arte de amar, y está diseñado para que lo implementen el profesorado y otros agentes sociales y de salud que forman parte de la comunidad educativa del centro, con la participación de los alumnos y de las familias. Asimismo, la Conselleria de Salud pone al alcance de las personas encargadas de su implementación recursos como cursos de formación, asesoramiento personalizado, documentos de consulta para el profesorado, o materiales pedagógicos.

El programa estará disponible de forma gratuita en la web específica , que se activará en el mes de octubre, y lo puede solicitar cualquier miembro del equipo docente del centro educativo y también los agentes sociales y de salud que forman parte de la comunidad educativa.

Premisas del programa, temas y objetivos

El programa parte de las premisas que la educación sexual tiene que ser accesible para todos los niños y jóvenes y que debe formar parte del proceso continuado de enseñanza y aprendizaje que se desarrolla en el entorno educativo. Este proceso se tiene que adaptar al nivel de desarrollo y de comprensión de cada edad y se debe utilizar una metodología basada en el aprendizaje significativo y la participación de los alumnos y las familias.

Otra de las premisas es que se tiene que sustentar en fundamentos científicos, y debe diferenciar entre aquello que es saludable o no y lo que es apropiado o no para cada persona según sus valores y sus creencias.

La idea es poder adelantarse a los acontecimientos, de forma que, en cada edad, los jóvenes puedan recibir la información necesaria para conocer y vivir sin angustia los cambios que le producirán en su vida.

Los objetivos del programa, que se adaptan a cada etapa educativa, son:

Conocer y comprender los aspectos físicos, psicológicos y emocionales y sociales que intervienen en la expresión de la sexualidad.

Comprender que la afectividad y la sexualidad son aspectos de la vida humana que siempre van ligados.

Conocer y comprender la forma como la autoestima (positiva y negativa) influye en las relaciones en general y en las relaciones sexuales.

Reflexionar sobre los valores y actitudes que posibilitan una vida afectiva y sexual sana.

Adoptar actitudes y comportamientos de igualdad, de respeto y de responsabilidad en sus relaciones.

Conocer y aprender las habilidades que permiten afrontar, de manera asertiva, las presiones sociales (grupo de iguales, pareja, amistades u otros) para inducir o forzar determinadas conductas relacionadas con la afectividad y la sexualidad.

Aprender a identificar situaciones de riesgo de coerción, de abuso y de violencia, y a actuar de la forma más adecuada para evitarlas, para afrontarlas y solicitar ayuda.

Adquirir conocimientos y habilidades que faciliten la comunicación con los padres, las madres, los tutores y otros adultos de confianza.

Valorar críticamente la información y los mensajes de los medios de información, de comunicación y de ocio.

Adquirir actitudes de naturalidad ante la sexualidad; entenderla como una forma de comunicación humana y fuente de salud, placer y afectividad y, cuando se desee, como una posibilidad de reproducción.

Concretamente, este año en secundaria “Amb tots els sentits” incluye los siguientes temas: cambios en la pubertad y la adolescencia, la sexualidad y las redes sociales; los afectos sexuales y la autoestima; las relaciones sexuales, las infecciones de transmisión sexual y el embarazo; y la relación de pareja, la relación tóxica y la violencia en la pareja.

Los materiales que se utilizarán han sido objeto de pruebas piloto en los centros Bisbe Verger, de Santanyí; IES Santanyí; IES Damià Huguet, de Campos, e IES de Manacor y, a partir de la experiencia, se han introducido varias mejoras en el material dirigido a los alumnos.

Responsables del programa destacan el elevado nivel de satisfacción expresado por los profesores y alumnos en relación con el desarrollo y los contenidos y valoran la implicación de los estudiantes a la hora de plantear mejoras. Los profesores han destacado que el programa ha contribuido a mejorar la relación con los estudiantes y han remarcado que los alumnos, ya desde los primeros cursos, piden mucha información. En este sentido, se ha constatado que los jóvenes de secundaria tienen un concepto de sexualidad muy centrado en el coito. Aranguren ha explicado que “esta es la visión que, en general, tiene la sociedad y que es consecuencia de la falta de educación sexual”.