vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 3023368

La Consejería de Salud alerta sobre los riesgos ante las altas temperaturas

La Consejería de Salud —a través de la Dirección General de Salud Pública y Participación— recomienda a los ciudadanos precaución por el nivel de alerta máxima que ha establecido la AEMET ante las altas temperaturas.

La población de riesgo —es decir, la más vulnerable a efectos del calor— son las personas mayores (de más de 80 años o que viven solas o están enfermas), los niños, los enfermos crónicos y las personas que trabajan al aire libre.

Consejos de prevención

– Medidas preventivas para afrontar el calor
o Beber líquidos en abundancia, aunque no se tenga sed, especialmente los niños y personas mayores. Evitar las bebidas alcohólicas, con cafeína o mucho azúcar.
o Comer más verduras y fruta. Evitar las comidas muy calientes o copiosas.
o Evitar la actividad física en las horas de más radiación.
o Ducharse una o dos veces al día, o bien humedecerse la piel con toallitas húmedas.
o Usar ropa de colores claros, ligera y de tejidos naturales (algodón y lino).
o Para las gestiones en la calle (compras, visitas...) aprovechar, siempre y cuando sea posible, las primeras y últimas horas del día.
o En casa, permanecer en las habitaciones más frescas.
o Bajar el toldo y cerrar las persianas para evitar que el sol entre directamente y no abrir las ventanas durante las horas de más calor.

– Seguridad alimentaria: recomendaciones en cuanto a la compra y uso de alimentos, como no romper la cadena de frío, manipularlos adecuadamente, conservarlos correctamente en refrigeración, lavar y desinfectar la fruta y verdura, etc.

– Informarse correctamente: el teléfono 061 Salud Responde está a disposición de los usuarios para cualquier consulta médica.

Para tomar el sol minimizando riesgos

1. Evitar la exposición al sol en las horas centrales del día (de 12.00 a 17.00 horas), así como las exposiciones prolongadas o echarse la siesta al sol.

2. Disminuir las partes del cuerpo expuestas directamente al sol. Las prendas ligeras, camisas de punto espeso y los pantalones largos bloquearán la mayor parte de la radiación solar.  Es recomendable cubrirse la cabeza con sombreros o gorras.

3. El sol también puede dañar los ojos, por lo que se recomienda utilizar gafas de sol homologadas que filtren, al menos,  el 90 % de la radiación ultravioleta.

4. Usar productos de protección solar con factor elevado y adecuado a la edad, tipo de piel y zona del cuerpo.

5. Aplicarse el fotoprotector por lo menos media hora antes de la exposición solar y renovar su aplicación cada dos horas.
 
6. Tener cuidado con las exposiciones sobre y en el agua, puesto que la radiación puede penetrar hasta un metro en el agua clara.

7. Las personas mayores, mujeres embarazadas y menores de 3 años son muy sensibles a las sobreexposiciones al sol en esta época del año; por lo tanto, es importante protegerles especialmente.

8. Hidratarse la piel después de la exposición solar y beber mucha agua para compensar la deshidratación.

9. Si se toma medicación, debe comprobarse que no aumenta la sensibilidad cutánea a la radiación ultravioleta. Es conveniente consultar con el médico o farmacéutico.