vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 2994277

La Dirección General de Salud Pública y Participación recuerda las recomendaciones disfrutar del sol sin riesgos

La Dirección General de Salud Pública y Participación, conjuntamente con el Colegio Oficial de Farmacéuticos de las Islas Baleares y la Asociación Española Contra el Cáncer, ha elaborado una campaña informativa destinada a la prevención del cáncer de piel.
La campaña, bajo el lema ‘Disfruta del Sol’, está enmarcada en las líneas del Código Europeo contra el Cáncer y está dirigida tanto a la población balear como a los turistas que nos visitan estos meses de verano.  

La Organización Mundial de la Salud estima que entre el 50 y el 90 por ciento de los cánceres de piel son causados por la radiación ultravioleta, es decir, nuestra piel durante los meses de verano es muy vulnerable a la exposición solar.

En Balears cada año se diagnostican unos 100 casos de melanoma. Las tasas de mortalidad del melanoma son de 0,6 casos por cada 100 mil mujeres y de 1,3 casos por cada 100 mil hombres.

Exposición solar

Nuestro cuerpo necesita recibir el sol para sintetizar la vitamina D importante para multitud de funciones  en nuestro organismo pero, sin embargo, exposiciones superiores a los 10 minutos pueden acarrear importantes consecuencias.

Una exposición prolongada disminuye la capacidad del cutis para retener agua, reduce la elasticidad y firmeza de la piel, y acelera el proceso de envejecimiento; una exposición continuada puede ocasionar quemaduras, edemas y eritemas, pero el riesgo más grave que corremos al estar expuestos excesivamente al sol es el de sufrir cáncer de piel.
Además, los efectos negativos de la exposición prolongada al sol son acumulativos, por lo que una adecuada protección es fundamental para evitar daños sobre la salud.

Consejos

La mayoría de los efectos adversos de la exposición al sol son evitables siguiendo unos sencillos consejos:

1.    Evitar exponerse al sol en las horas centrales del día (de 12 a 17 horas), así como exposiciones prolongadas o siestas.
2.    Disminuir las partes del cuerpo expuestas directamente al sol. Las prendas ligeras, camisas de punto tupido y los pantalones largos bloquearán la mayor parte de la radiación solar. Se recomienda cubrirse la cabeza con sombreros o gorras.
3.    El sol puede dañar también los ojos, por lo que es recomendable utilizar gafas de sol homologadas que filtren, al menos, el 90 % de la radiación ultravioleta.
4.    Utilizar productos de protección solar con un factor elevado y adecuados a la edad, tipo de piel y zona del cuerpo.
5.    Aplicarse el fotoprotector al menos media hora antes de la exposición solar y renovar la aplicación cada dos horas.
6.    Tener cuidado con las exposiciones sobre y en el agua, ya que la radiación puede penetrar hasta un metro en el agua clara.
7.    Las personas mayores, las mujeres embarazadas y los menores de 3 años son muy sensibles a sobreexposiciones al sol en esta época del año; es preciso protegerles especialmente.
8.    Hidratar la piel después de la exposición solar y beber mucha agua para compensar la deshidratación.
9.    Si se toma medicación, comprobar que ésta no aumenta la sensibilidad cutánea a la radiación ultravioleta. Consultar con el médico o farmacéutico.