vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 2942130

Un nuevo grupo de 34 empresas de alquiler de vehículos firma el código de buenas prácticas de la Dirección General de Consumo

Un nuevo grupo de 34 empresas de alquiler de vehículos de la Agrupación Empresarial de Alquiler de Vehículos con y sin Conductor de Baleares (Aevab) han firmado hoy el código de buenas prácticas impulsado por la Dirección General de Consumo, cuyo fin es adoptar posturas activas hacia el respeto de los derechos de los consumidores y usuarios, con lo que ya son más de cien el total de empresas comprometidas. Así lo ha explicado el director general de Consumo, Francesc Dalmau, durante el acto de firma, que se ha celebrado en la sede de la patronal y ha contado con la participación de su presidente, Ramon Reus.

Dalmau ha recordado que el código representa un esfuerzo más en la lucha contra las prácticas abusivas y desleales y para  la defensa de consumidores y usuarios. En este sentido, se ha mostrado satisfecho de poder trabajar de forma conjunta con otras administraciones y el sector empresarial.

Igualmente, el director general ha recalcado que Consumo trabaja de forma paralela y simultánea en tres áreas. En primer lugar, la información a la ciudadanía, mediante campañas informativas como la que se realizó el verano pasado con el apoyo de la Dirección General de Turismo y la Dirección General de Movilidad y que volverá a repetir este año con información actualizada. En segundo lugar, el área de inspección, que este año se reforzará y se extenderá durante 30 días, el doble que el año pasado. Finalmente, el área de reclamaciones, que ha sido mejorada gracias a la puesta en marcha del sistema de reclamación telemática sin la necesidad de DNI electrónico.

Sello de empresa avalada

Con la firma del código, las compañías declaran que están inscritas en el registro de regulación y clasificación de empresas y establecimientos turísticos, y se obligan a actuar de forma leal con los clientes consumidores. Una vez hayan sido evaluadas por la Dirección General y se confirme que cumplen los requisitos, se les otorgará el sello de empresa avalada.

Entre los aspectos más relevantes del código destaca que la empresa firmante se compromete a ofrecer a los consumidores, en la información precontractual que realice en Internet u otros medios, una reserva de contrato de alquiler del vehículo, con las prestaciones básicas propias de este tipo de contratos, por un precio completo que será el precio final si el consumidor no contrata ninguna prestación adicional. El contrato con las prestaciones básicas es el que permitirá circular con el vehículo sin ningún otro cargo adicional.

Asimismo, conforme al documento, el precio anunciado en la página web o en cualquier otro medio incluirá todos los conceptos y cargos obligatorios. Se publicitarán las prestaciones accesorias y los precios de las mismas de forma separada, indicando que son opcionales. Así, el consumidor tendrá que seleccionar expresamente las prestaciones opcionales si desea contratarlas.

En cuanto al combustible, la empresa adherida se compromete a llevar a cabo una política transparente y ofrecer en primer lugar la opción de depósito lleno a la entrega y devolución del vehículo (lleno/lleno). Sin embargo, la compañía podrá optar por otras opciones siempre y cuando informe de manera clara de los cargos adicionales por abastecimiento de carburante. En estos casos, el cargo por abastecimiento de carburante se incluirá en el precio inicial.

Igualmente, en el momento de la entrega del vehículo alquilado, la compañía se compromete a revisar con el consumidor su estado y a reflejar los golpes y otros daños preexistentes en el documento de entrega del vehículo si el cliente lo solicita. En el momento de la devolución del vehículo, el consumidor podrá exigir, después de que la empresa haya revisado su estado, copia del informe de revisión, donde se indique si tiene o no daños y su detalle.

Estos son sólo algunos de los aspectos que se incluyen en el código, que también obliga a las empresas a facilitar una persona de contacto, una dirección postal y un correo electrónico para la tramitación de las reclamaciones, y a someterse a la acción mediadora de la Dirección General de Consumo.

Una vez la Administración haya comprobado el cumplimiento de los compromisos adquiridos por parte de la compañía, la Dirección General de Consumo le otorgará el sello de empresa avalada. Las empresas que hayan obtenido el distintivo figurarán en un listado que se publicará en el Portal del Consumidor.

Convenio de autorregulación del sector

Cabe recordar que tanto AEVAB como la Asociación Empresarial Menorquina de Alquiler sin Conductor, integrada por 38 empresas, han firmado el convenio de autorregulación del sector impulsado por la Dirección General.

Según el documento, la asociación velará para que las empresas asociadas, tanto si firman el código de buenas prácticas como si no, no incurran en malas prácticas con los consumidores y usuarios.

La Asociación se compromete también a adherirse al sistema arbitral de consumo para difundir el arbitraje de consumo entre sus asociados y proponer árbitros de consumo.

Finalmente, en virtud del Convenio, se constituirá una comisión mixta de seguimiento con el fin de que vele por el cumplimiento de los objetivos de dicho Convenio.