vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 2807423

El Govern de las Illes Balears consigue que el Estado acepte cerrar este año el nuevo sistema de financiación autonómica

La presidenta del Govern de las Illes  Balears, Francina Armengol, ha participado hoy en la VI Conferencia de Presidentes que ha tenido lugar en el Senado y en la que han participado otros 16 presidentes autonómicos. Armengol ha confirmado que “las propuestas de las Islas han hecho más efectivos y más sociales los acuerdos” con el Gobierno del Estado, que se ha comprometido a “aprobar este año el nuevo sistema de financiación” mediante la convocatoria de una “reunión de expertos que empezará a trabajar en un mes y en el cual todas las comunidades autónomas estarán representadas”.

Un nuevo sistema que, según la presidenta, “es clave para las políticas de retorno de derechos que impulsa el Ejecutivo balear, en que se preciso contar con los recursos necesarios para garantizar los servicios básicos a la ciudadanía”.

En este sentido, la presidenta ha añadido que, a “propuesta del Govern de las Islas, se ha incluido la AIREF (Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal) en el debate sobre el nuevo sistema de financiación, lo cual aportará objetividad al debate”, donde es necesario que se plantee “un sistema que se rija por el principio de ordinalidad”.

“También hemos exigido que se asuman mejor los costes provocados por la insularidad -ha reiterado la presidenta- y es por eso que hemos planteado un nuevo Régimen Especial para Balears y otras medidas en las que trabajamos desde hace tiempo,  como por ejemplo una mayor conectividad, una tarifa plana o la cogestión aeroportuaria, porque es imprescindible que las Illes Balears participen en la toma de decisiones sobre esta materia”.

La presidenta ha expuesto todas estas necesidades “recogidas en el catálogo de reivindicaciones que el Govern ha elaborado en colaboración con las entidades, instituciones y grupos con representación parlamentaria de las Islas” y entre las cuales se encuentran también ”un cambio en la financiación para la Ley de Dependencia, la derogación de la LOMCE, el cumplimiento del Estatuto de Autonomía, con la programación de más inversiones estatutarias, o una reforma laboral que garantice la lucha real contra la precariedad laboral”.

Armengol ha señalado también que el Ejecutivo balear ha conseguido “compromisos en gestión coordinada de ayuda a los refugiados, para poner en marcha un plan de ayuda de emergencia, y el impulso de un pacto contra la violencia machista, para el cual podría ser un buen modelo el que hemos diseñado en las Islas”.

La presidenta ha hecho mención a la eliminación de la tasa de reposición de los funcionarios sobre la cual ha dicho que “los trabajadores públicos merecen la seguridad a sus lugares de trabajo, como lo demuestra el caso de las Illes Balears, donde los niveles de contratación de interinos son elevados.” 

Armengol ha reivindicado la necesidad de que se elimine la tasa de reposición a lo largo de este año, porque se puedan convocar oposiciones “lo más pronto posible” a pesar de que cree “que se tendrá que seguir insistiendo en esta cuestión” porque el compromiso del Gobierno no ha sido basta firme.

La presidenta ha confirmado también la voluntad del Gobierno porque la “comunidad educativa y las comunidades autónomas participen en la consecución de un pacto de Estado por la educación”, al tiempo que ha criticado “el retraso al convocar la Conferencia de Presidentes después de 5 años sin programarla, del mismo modo que tampoco es lógico que el Debate de Política General que se tendría que convocar cada año al Senado lleve 10 años sin celebrarse”, lo que reduce la participación de las comunidades autónomas en los espacios de debate y decisión. 

En este sentido, la presidenta ha reivindicado “que el Senado se convierta en una verdadera cámara de representación territorial para que las comunidades autónomas participamos en el proceso de toma de decisiones, bajo un modelo federal de país”. Es por eso que las comunidades autónomas “hemos conseguido estar a la comisión de trabajo que se llevará a cabo en el Senado para abordar la reforma de la Constitución”. 

Francina Armengol ha querido “realizar una valoración positiva de la reunión porque siempre nos encontrarán junto al diálogo, abriendo espacios de debate como este en que se puedan fijar objetivos y trabajar para terminarlos, siempre que haya voluntad” entre todas las partes.