vuelve

Detalle de la noticia

El Instituto Balear de la Mujer pasa a ser un organismo adscrito a la Consejería de Presidencia

Es una reivindicación histórica del colectivo de mujeres y uno de los acuerdos del pacto de gobernabilidad

El 1 de enero el Instituto Balear de la Mujer (IBD) se ha adscrito a la Consejería de Presidencia. Por un lado, este cambio supone el cumplimiento de los acuerdos de gobernabilidad, que ya preveían que el IBD pasara a depender de la Consejería de Presidencia por el carácter transversal de las políticas de igualdad. Uno de los objetivos de este organismo y del Gobierno es que la igualdad y las políticas de género sean transversales en toda la Administración autonómica y las apliquen todas las consejerías, y el hecho que el IBD se adscriba a la Consejería de Presidencia facilitará su cumplimiento. Es función del Instituto Balear de la Mujer coordinar las políticas de igualdad y garantizar la transversalidad.

Por otro lado, este hecho también responde a una reivindicación histórica de las entidades que luchan por la igualdad, que reclamaban cambios en la estructura orgánica de la Administración autonómica con relación a los organismos competentes en esta materia.

El Instituto Balear de la Mujer, encabezado por la directora, Rosa Cursach, cierra la etapa como organismo adscrito a la Consejería de Servicios Sociales y Cooperación con un incremento presupuestario de 100.000 euros respecto del año 2015. Junto con la Consejería ha revisado y elaborado la Ley de igualdad entre mujeres y hombres de las Islas Baleares, aprobada en el Consejo de Gobierno y pendiente de entrar en tramitación parlamentaria, y ha puesto en marcha la campaña de sensibilización y acción “Paramos las violencias machistas”, que cada martes anima la ciudadanía a mostrar su rechazo a estos tipos de violencias. Los principales retos del IBDona son a partir de ahora el desarrollo de la Ley de Igualdad, la creación de un Observatorio de la Igualdad y la recuperación del Consejo de Participación de las Mujeres.