vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 2511607

Presentado el borrador de la Ley de Igualdad que incluye el impago de la pensión alimenticia como un tipo de violencia machista

La directora del Institut Balear de la Dona, Rosa Cursach, y los consellers de Servicios Sociales y Cooperación, Fina Santiago, y de Presidencia, Marc Pons, han presentado el borrador del Anteproyecto de ley de igualdad entre mujeres y hombres de las Illes Balears, una ley articulada a partir del Anteproyecto de ley de igualdad entre mujeres y hombres consensuada por todos los grupos parlamentarios y debatida en el Parlamento el año 2011.


Por primera vez se tipifica el impago de las pensiones como violencia económica, y al mismo tiempo, se identifica la violencia económica como uno de los seis tipos de violencia machista que define la Ley. Así, se considerará que hay violencia machista cuando no se pague la pensión de alimentos de manera voluntaria y como manera de continuar controlando y maltratando economicanente a la mujer. La norma reconoce a las víctimas de esta violencia económica el derecho a acceder a las mismas ayudas y prestaciones que las víctimas de agresiones físicas o psicológicas. Este derecho, lo garantizará también la renta social, que posibilita que las mujeres que denuncien el impago de la pensión de alimentos puedan ser beneficiarias de la prestación.

Otra medida que prevé la Ley es la obligatoriedad de las administraciones de disponer de recursos suficientes para atender a las víctimas de violencia machista, y fija un mínimo por criterios poblacionales. Así, tiene que haber, como mínimo, una plaza en un centro de acogida para cada 3.500 mujeres, y un centro de atención y asistencia psicológica para cada 100.000 mujeres, distribuidos por las cuatro islas.

Con esta normativa, el Govern pretende ir más allá de una declaración de intenciones ya que fija por ley derechos y obligaciones en materia de igualdad, tanto en la administración pública como en entidades privadas. Se enmarca en el cumplimiento de los acuerdos de gobernabilidad del ejecutivo y demuestra la transversalidad de las políticas de igualdad a todas las consellerias y entre todas las instituciones.



Por otra parte, el texto define, por primera vez, las competencias de cada institución de las Illes Balears en este ámbito; establece y define las competencias que tienen que tener todas las instituciones en materia de igualdad, fija prohibiciones y sanciones que van desde los 3.000 euros hasta los 90.000 para infringir la normativa en materia de igualdad de oportunidades, e incluye la creación de nuevas figuras como el Observatorio de la Igualdad o el Defensor o Defensora de la Igualdad de Mujeres y Hombres.

Se trata de una ley con una naturaleza participativa y de consenso y por eso se invita toda la sociedad civil, especialmente a las asociaciones de mujeres de las islas, a que se impliquen y hagan las alegaciones que consideren oportunas para que la participación sea real, efectiva y comprometida.



El borrador del anteproyecto de la Ley de Igualdad entre Mujeres y Hombres de las Islas Baleares ya es a exposición pública y se puede consultar en la web del Institut Balear de la Dona.