vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 2483211

SFM consolida el derecho a la nueva categoría obtenida por 24 trabajadores que había sido suspendida

Con el objetivo de dar estabilidad a la plantilla y permitir a los trabajadores afectados consolidar los derechos de promoción interna que quedaron suspendidos por la anterior gerencia, el nuevo equipo gestor de Servicios Ferroviarios de Mallorca (SFM) ha decidido desistir del recurso de casación interpuesto contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de las Illes Balears (TSJIB) que reconocía el derecho de 24 trabajadores de SFM a las categorías laborales a las que habían promocionado internamente en un proceso convocado en 2011.

Esta decisión de SFM, adoptada en el último Consejo de Administración, se suma a la medida tomada recientemente de readmitir a 10 trabajadores que fueron despedidos durante la legislatura del PP y que ahora ya se han reincorporado a sus puestos de trabajo, después de que la justicia resolviera también la ilegalidad de los despidos acordados por los anteriores gestores.

La renuncia de SFM al recurso relacionado con la promoción interna dará firmeza al reconocimiento de las nuevas categorías que obtuvieron estos 24 trabajadores en la promoción interna y supondrá el pago de indemnizaciones que suman 300.000 euros para cubrir el tiempo durante el cual tendrían que haber cobrado el salario de su nueva categoría y no lo recibieron.

Tanto con la decisión de readmitir a los trabajadores despedidos —en algunos casos ya no fue posible porque se habían pagado las indemnizaciones— como con el reconocimiento efectivo de las nuevas categorías obtenidas por 24 trabajadores, SFM rompe con la línea seguida por el anterior ejecutivo y marca un nuevo modelo de gestión centrado en la mejora del servicio público de transporte por tren y, también, en dar soluciones a los trabajadores afectados por decisiones tomadas por el anterior Govern y que la justicia ha sentenciado que eran contrarias a la ley.