vuelve

Detalle de la noticia

Imatge 1022430

La zona meridional de la Sierra de Tramontana, la más susceptible según imágenes del satélite japonés ALOS

El consejero de Administraciones Públicas, Simón Gornés, ha firmado un convenio de colaboración con la directora del Instituto Geológico y Minero de España, Rosa de Vidania, que hace oficial la colaboración que ya se llevaba a cabo en materia de estudios científicos sobre la geología balear y prevención de posibles desprendimientos. Las baleares y el IGME colaboran desde los años 60, pero este trabajo conjunto nunca se había hecho oficial. El convenio permitirá en las Islas, a partir de ahora, participar en un proyecto Europeo de investigación y seguimiento de movimientos geológicos.

La mayoría de incidentes relacionados con la geología son consecuencia de la meteorología. Por eso, como ha recordado la directora del IGME, hay que hacer un seguimiento que, como ha destacado el consejero Simón Gornés, se traduce en más efectividad en las tareas de prevención de desprendimientos, por ejemplo. De hecho, sólo entre los años 2008 y 2010 hubo 45 desprendimientos en las Islas ocasionados por inundaciones y lluvias.

La directora general de Interior, Emergencias, Isabel Febrer, ha recordado que no es extraño que se produzcan fenómenos naturales de estas características y ha agradecido la colaboración del IGME, recordando que toda prevención es necesaria.

 

Actuaciones previstas en Mallorca

La firma de este convenio permitirá en las Islas participar en el proyecto europeo DORIOS que desarrolla el IGME. Consta de un seguimiento muy escrupuloso, a través de fotos por satélite, de las modificaciones de algunas zonas montañosas, como es el caso de la Sierra de Tramontana. Este estudio ya ha puesto de manifiesto que la zona más susceptible de esta área es la que va de Andratx hasta Sóller. El satélite japonés ALOS ha detectado más movimientos en el área meridional de la Sierra de Tramontana que en la zona del norte, probablemente debidos a las características geológicas de cada zona. La participación en este proyecto abre una gran expectativa de conocimiento científico sobre la Sierra de Tramontana, que el Consejero de Administraciones Públicas, Simón Gornés, espera que sea de gran utilidad para establecer protocolos de prevención.

 

Actuaciones previstas en Menorca

El convenio firmado permitirá continuar haciendo un seguimiento del peñón del Puerto de Maó, una de las zonas de la isla de Menorca con más riesgo geológico. El IGME y el Gobierno siguen el caso para evaluar los riesgos de desprendimientos de la roca y hacer las tareas de prevención necesarias.

 

Actuaciones previstas en las Pitiüses

Fenómenos geológicos hay por todas partes. Desde el IGME se ha puesto de ejemplo el sucedido el 18 de septiembre de 2005 a la urbanización Es Cubells, en Ibiza, desprendido de unas lluvias que en un día dejaron más de 150 litros por metro cuadrado. En las Pitiüses el seguimiento que se hace de los movimientos de tierras es el mismo con el fin de prevenir situaciones como la de los 2005 y que arrasó diversas construcciones.