vuelve

Acuerdos del Consell de Govern

Consell de Govern: EL SERVICIO DE SALUD APRUEBA LA COMPRA DEL MATERIAL NECESARIO PARA HACER PRUEBAS DE CITOLOGÍA LÍQUIDA

Presidenta

 
\ Es una técnica más eficaz que la citología convencional
\ Permite mejorar la calidad del diagnóstico

El Servicio de Salud ha aprobado la compra de reactivos, material fungible y la cesión de equipos para hacer pruebas de citología líquida con el sistema de lectura automatizada integrado. Se trata de una técnica que mejora la calidad del diagnóstico para detectar células atípicas o cancerígenas. Además, con la misma muestra se puede determinar el Virus del Papiloma Humano (VIH) sin tener que citar dos veces a la paciente.
 
En el Hospital Universitario Son Espases se hacen unas diecisiete mil citologías cada año, la mayoría utilizando esta técnica. Esta cifra incluye las pruebas hechas en los otros hospitales públicos de las Islas Baleares, que se analizan en el hospital de referencia. El valor estimado de este contrato es de 2,3 millones de euros, con una duración de dos años, prorrogable hasta cuatro.
 
La citología líquida es una técnica más eficaz y fiable que la citología convencional (también llamada “prueba de Papanicolau”), en la que las muestras obtenidas raspando la superficie del cérvix se extienden en un portaobjetos en una capa irregular y generalmente gruesa, lo que impide ver las células de forma individualizada —o con precisión suficiente— en la lectura microscópica.
 
En cambio, con el procedimiento de la citología líquida, en lugar de extender la muestra directamente en un portaobjetos se coloca dentro de un frasco que contiene una solución conservadora. Cuando llega al laboratorio, se filtran las células y se transfieren al portaobjetos en una capa muy fina, con un espesor de solo un nivel celular (monocapa). Con esta técnica las células experimentan menos distorsión, ya que se eliminan leucocitos, moco y otras sustancias —como restos de medicación vaginal— que interfieren en la lectura de las muestras; ello hace que el examen sea más preciso, que se pueda analizar una mayor cantidad de células y que se pueda hacer más de una consulta con la misma muestra (es decir, profundizar después del primer diagnóstico), con un resultado diagnóstico final de mayor calidad.