vuelve

Acuerdos del Consell de Govern

Consell de Govern: EL SERVICIO DE SALUD APRUEBA LA COMPRA DE MATERIAL PARA HACER PRUEBAS QUE MIDEN LA CARGA VIRAL

Conselleria de Salut

\ Este procedimiento permite cuantificar una infección por virus como el VIH o los de la hepatitis B y C, entre otros
\ El valor estimado del contrato es de 1,7 millones de euros, con una duración de dos años, prorrogable hasta cuatro

El Servicio de Salud ha aprobado la compra de reactivos, material fungible y cesión de equipos para cuantificar el genoma de virus y otros parámetros de microbiología molecular en diferentes muestras clínicas que se hacen en los laboratorios del Hospital Universitario Son Espases. Estas pruebas miden la carga viral, es decir, cuantifican la infección por virus por medio de la presencia de partículas virales en los fluidos corporales. Ello permite cuantificar infecciones provocadas por el VIH o por los virus de la hepatitis B y C, así como detectar importantes patógenos responsables de enfermedades de transmisión sexual con importantes implicaciones en la salud pública. Se trata de pruebas moleculares que se llevan a cabo con aparatos y tecnologías modernas, muchas de las cuales totalmente automatizadas, como se hace en otros laboratorios microbiológicos de hospitales de referencia.
 
El valor estimado de este contrato es de 1,7 millones de euros, con una duración de dos años, prorrogable hasta cuatro. La tramitación de este concurso permitirá acceder a una tecnología más avanzada, con un tiempo de respuesta más corto y unas mejores prestaciones técnicas.
 
El Servicio de Microbiología del Hospital Universitario Son Espases lleva a cabo más de veintidós mil pruebas moleculares cada año. Esta cifra incluye las pruebas del propio centro hospitalario y las de otros centros, como el Hospital Comarcal de Inca, el Hospital de Manacor y el Hospital Can Misses. También incluye algunas de las pruebas que se hacen en los hospitales Son Llàtzer y Mateu Orfila. El Hospital Universitario Son Espases es el centro de referencia para las pruebas de cuantificación de otros virus, como el citomegalovirus humano o el virus de Epstein-Barr, que pueden causar graves infecciones en los pacientes inmunodeprimidos, como aquellos que han recibido el trasplante de un órgano sólido o de médula ósea.
 
Algunas de estas pruebas están entre los estándares habituales de la atención de los pacientes con estas infecciones y se hacen continuamente en el hospital de referencia desde hace más de veinte años.