Logo del Govern de les Illes Balears

El Govern

Historia

Los primeros indicios de la presencia humana en las Islas Baleares, probablemente de origen oriental, se situen entorno de 3.500-3.000 a.C. Su enraizamiento dará lugar a la denominada cultura pretalaiótica. La llegada de nuevos pobladores abre el periodo talaiótico (1.500 a 123 a.C) que finaliza con la conquista romana. La época talaiótica se desarrolla en las Islas Baleares en sentido estricto (Mallorca i Menorca), mientras las Islas Pitiusas (Ibiza i Formentera) se quedan al margen.

Las Islas Baleares estuvieron afectadas por la actividad comercial i colonizadora de los griegos y de los fenicios, con la incidencia especial en zonas costeras de contactos. En el proceso de dominio del Mediterráneo Occidental, Roma invadió i conquistó las Islas Baleares el 123 a.C. El archipiélago pasó, por primera vez, a depender del exterior.

El 455, los vándalos ocuparon las Islas Baleares. Poco después del año 534, fueron conquistadas por las tropas de Justiniano i integradas al imperio Bizantino. La crisis económica y demográfica de las Islas Baleares, a lo largo de los siglos VII al IX, les expone de forma creciente a los ataques exteriores. Después de una etapa de incursiones, el emirato de Córdoba las ocupó. El periodo islámico de las Islas Baleares (siglos X-XI) significó su incorporación a una civilización diferente, tanto a nivel religioso como cultural.

La conquista de Mallorca en 1229 por Jaime I y la de Menorca en 1287 por Alfonso III significaron la incorporación de las Islas Balares al mundo occidental cristiano. Inmediatamente después de la conquista de Mallorca, Jaime I procedió a la creación del Reino de Mallorca en el seno de la Corona de Aragón. Como ocurría en los otros territorios de la Corona (Cataluña y Aragón) y como pasaría posteriormente en el Reino de Valencia, el gobierno del Reino de Mallorca se basó en una soberanía compartida entre el rey y los representantes de los diferentes estamentos. Estos últimos hasta 1715 fueron elegidos por diversos mecanismos, obviamente ninguno similar a los actuales usos democráticos. Es de destacar por su larga vigencia (1447-1715) el régimen insaculatorio: las personas consideradas idóneas por el virrey (agente supremo del rey) eran sorteadas para determinar quién ostentaría los cargos en representación de los estamentos del Reino: cavallers (nobleza), ciutadans (baja nobleza; no debe confundirse este concepto estamental con el de habitantes de la ciudad), mercaders, menestrals y forans (habitantes de las villas). De este modo se cubrían los cargos de jurats, máximos representantes del Reino. Existían seis jurats, todos ellos de los estamentos urbanos. A suertes también se elegían los representantes del Gran i General Consell, asamblea deliberativa del Reino y que —entre otras cosas— asesoraba a los jurats y aprobaba o no sus propuestas de gobierno y administración interna del Reino. Cada uno de los estamentos del Reino, incluidos los forans, tenían representación en el Gran i General Consell. Este sistema siguió vigente hasta el Decreto de Nueva Planta (1715), tras la victoria de Felipe V en la Guerra de Sucesión española. Como ocurrió en Cataluña, Aragón y Valencia, la mayor parte del derecho público y las instituciones anteriores fueron eliminados. Menorca, bajo dominio británico, mantuvo sus instituciones forales, aunque controladas por las autoridades británicas. Tras el Decreto de Nueva Planta, el sistema de gobierno se basó en el capitán general, representante del rey que sustituía a los antiguos virreyes, y en la Real Audiencia, con facultades de justicia, pero también de gobierno. Desaparecieron por tanto los jurats y el Gran i General Consell. Para el gobierno específico de la capital, desde entonces Palma de Mallorca en lugar del tradicional nombre de Ciutat de Mallorca, se creó el Ayuntamiento, del que formará parte exclusivamente la nobleza local y que presidirá y controlará, como en el resto de España, un delegado real llamado corregidor. Fue este el final del Reino de Mallorca creado por Jaime I en el seno de la Corona de Aragón. También fue este el fin de la participación política de los estamentos no nobles; por su parte, los estamentos nobles (cavallers y ciutadans) solo participarían en la gestión del Ayuntamiento de Palma y bajo la vigilancia del corregidor. Puede decirse que el absolutismo regio eliminó la participación de los estamentos del Reino en el gobierno del mismo.

Con la Diputación Provincial de Baleares (1812-1978) las Islas fueron sometidas a una institución centralista, en el marco de una España que aspiraba a transformarse en un estado unitario a imitación de Francia. La lengua catalana fue excluida de la administración pública, de la enseñanza, del notariado y de la vida comercial. Con la II República (1931) se intentó, sin éxito, aprobar un Estatuto de Autonimía para las Islas Baleares. La Dictadura de Franco (1936-1975) significó el endurecimiento centralista político i de la persecución de la lengua catalana en las Islas Baleares.

La restauración democrática, ejemplificada en la Constitución Española (1978) permitió la aprobación, primero, del régimen preautonómico - con la desaparición de la Diputación Provincial de Baleares- integrado por el Consell General Interinsular i los Consells Insulars de Mallorca, de Menorca y de Ibiza y Formentera (1978). El 1983, fue aprobado el Estatuto de Autonomía de las Islas Baleares se ha incrementado con competencias como Educación, Sanidad i otras. El sistema institucional de las Islas Baleares está formado por el Parlament, el President y el Govern. Els Consells Insulars son las instituciones de gobierno de cada isla.

Bibliografía:

  • SANTAMARÍA ARÁNDEZ, Álvaro. “En torno a la evolución del modelo de sociedad en el Reino de Mallorca (s. XIII-XVIII)”, Estudis Baleàrics, núm. 3 (1981).
  • BELENGUER CEBRIÀ, Ernest (Dr.). Història de les Illes Balears, Ed. 62, vol. II y III, Barcelona, 2004.

Presidentes de las Illes Balears

Preautonomía

  • Jeroni Albertí Picornell (1979-82)
  • Francesc Tutzó Bennàsser (1982-83)

Autonomía

  • Gabriel Cañellas Fons (1983-1995)
  • Cristòfol Soler Cladera (1995-1996)
  • Jaume Matas Palou (1996-1999)
  • Francesc Antich Oliver (1999-2003)
  • Jaume Matas Palou (2003-2007)
  • Francesc Antich Oliver (2007-2011)
  • José Ramón Bauzá Díaz (des de 2011)
 
Català - Castellano
Mapa  -  RSS  -  Móvil
© Govern de les Illes Balears