vuelve

Búsqueda Avanzada

Se han encontrado un total 7 resultados.

  • Solicitud de Tramitación de Autorización Ambiental Integrada (AAI)

  • Las Illes Balears ponen punto final a la utilización del fuel para producir energía eléctrica

    El Ministerio de Transición Ecológica ha autorizado cambiar el uso de fuel por gasóleo en los dos grupos diésel de la central térmica de Eivissa dando un paso más en el proceso de descarbonización de las Illes

  • Actualización de los datos de emisiones

    Los datos de las emisiones de las instalaciones que disponen de Autorización ambiental integrada (AAI) y tienen sistemas automáticos de medida de los contaminantes se han actualizado. También se ha incluido el enlace al texto consolidado de la AAI aportado por parte de la Comisión de medio ambiente de las Illes Balears.

  • Plan de inspección

    Plan de inspección

  • BOIB

  • CONSELL DE GOVERN: EL GOVERN APRUEBA EL PROYECTO DE LEY QUE REGULA EL PROCEDIMIENTO DE LAS ACTIVIDADES SUJETAS A AUTORIZACIÓN AMBIENTAL INTEGRADA

    \ El objetivo es crear un texto normativo propio y exclusivo de la materia que recoja la regulación estatal y autonómica \ El texto consta de 26 artículos, divididos en cuatro títulos, una disposición transitoria, una derogatoria y seis finales El Consell de Govern ha aprobado el Proyecto de ley de régimen jurídico y de procedimiento de las actividades sujetas a autorización ambiental integrada, que se tiene que enviar al Parlament de las Illes Balears para su aprobación. El texto tiene como finalidad crear un texto normativo propio y exclusivo en la materia, de acuerdo con la experiencia en la aplicación de la normativa de autorizaciones ambientales integradas y la adecuación a la normativa básica sobrevenida, para actualizar y simplificar así la normativa autonómica. Este Proyecto de ley consta de 26 artículos, divididos en cuatro títulos, una disposición transitoria, una disposición derogatoria y seis disposiciones finales. El objetivo es evitar, o cuando no sea posible, reducir y controlar la contaminación de la atmósfera, el agua y el suelo, a través del establecimiento de un sistema de prevención y control integrados de la contaminación, con el fin de conseguir una elevada protección del medio ambiente en su conjunto. En cuanto al título I, regula las disposiciones generales y así determina el objeto, el ámbito de aplicación, la competencia, la normativa aplicable, los títulos habilitantes y regula el Registro de actividades sujetas a autorización ambiental integrada (AAI). En este apartado, hay que destacar que se aclaran las competencias de los ayuntamientos en el control y régimen sancionador de las obras, los usos urbanísticos implementados y los parámetros urbanísticos. En el título II se desarrolla el procedimiento de otorgamiento, modificación y revisión de las autorizaciones ambientales integradas. Se divide en tres capítulos, el primero regula el otorgamiento de una autorización ambiental integrada; el segundo, las modificaciones sustanciales y las revisiones, y el capítulo tercero, las modificaciones no sustanciales. Respecto del título III, recoge la regulación de la extinción y la caducidad de las autorizaciones ambientales integradas y el procedimiento y las condiciones del cese total o parcial de las actividades sujetas a autorización ambiental integrada. Se divide en dos capítulos, el primero regula la extinción y la caducidad, y el segundo, el cese de la actividad. En este aspecto, hay que remarcar que se desarrollan los condicionantes para cerrar y desmantelar ciertas instalaciones sin perjudicar el medio ambiente. En el título IV se establece el contenido, la aprobación y la aplicación del plan de inspección ambiental y de los programas anuales de inspección, y así se otorga rango legal a estos planes tanto anuales como plurianuales.

  • Las Illes Balears ponen punto final a la utilización del fuel para producir energía eléctrica

    El Ministerio de Transición Ecológica ha autorizado a Endesa a cambiar el uso de fuel por gasóleo en los motores Burmeister & Wain (BW8 y BW9) de la Central Térmica de Eivissa, de 14,5 MW cada uno, con una potencia total de 29 MW, además de la limitación de su funcionamiento a un máximo de 1.500 horas al año. Estos hechos suponen poner punto final a la utilización de este combustible para producir energía eléctrica en las Illes Balears y de este modo se cumple una de las condiciones aprobadas por la Comisión de Medio Ambiente de las Illes Balears para dar el visto bueno a la modificación de la autorización ambiental integrada (AAI) para adaptarse a la normativa europea. Hoy, el vicepresidente y consejero de Transición Energética y Sectores Productivos, Juan Pedro Yllanes; el presidente del Consejo de Eivissa, Vicent Marí Torres; el alcalde de Eivissa, Rafael Ruiz González; el director general de Endesa en las Illes Balears, Martí Ribas; el director de la UPT Baleares de Gas y Electricidad Generación, Antoni Cantarellas, y el director de la central de Eivissa, Ricardo Gil, han visitado la central de Endesa de Eivissa con motivo de esta conversión y el cambio de combustible de los dos motores, que eran los únicos de la central de Eivissa que hasta ahora funcionaban con fuel. En palabras del vicepresidente Yllanes, «con esta acción damos un paso más en la descarbonización de las Illes Balears y también en los objetivos que Eivissa tiene marcados para el año 2030. Seguimos aplicando medidas que mejoran la calidad de vida de la gente y, por lo tanto, que mejoran su salud. Con este paso dejaremos de emitir dióxido de nitrógeno, lo que mejorará la calidad del aire de Eivissa. La descarbonización y la salud van de la mano. Además, somos conscientes de que tenemos que continuar avanzando para ir reduciendo el funcionamiento de la central térmica y eliminando todos los combustibles fósiles de su funcionamiento. Y esto pasa, sí o sí, por su sustitución por fuentes de energía renovables y cero emisiones. El Govern tiene una estrategia definida para llegar a los objetivos establecidos; de hecho, queremos llegar al 2023 con un 25 % de energía eléctrica producida por renovables, dando un salto cuantitativo muy importante. Los últimos años hemos incrementado considerablemente la potencia renovable, desde 2019 la hemos doblado hasta llegar a los actuales 190 MW después de muchos años de parálisis». Martí Ribas ha destacado la importancia de trabajar conjuntamente, las empresas privadas y la Administración, y de aunar esfuerzos para avanzar en el camino de la transición energética. «Es fundamental trabajar de la mano con las administraciones para avanzar en una transición energética. Esta actuación es un paso importante hacia el objetivo de emisiones cero y se ha podido conseguir con esta colaboración de todos los agentes y las administraciones trabajando conjuntamente con el objetivo de la descarbonización». El final del fuel A partir de ahora, los 2 motores (BW8 y BW9) de la central de Eivissa funcionarán un máximo de 1.500 horas anuales con gasóleo y tendrán una producción total estimada inferior a 35GWh cada año. Con el cambio de combustible la central ha dejado de consumir 13.000 toneladas de fuel cada año, con una reducción del 88 % de las emisiones de dióxido de azufre (SONIDO2) a la atmósfera. Con este cambio se consolida el gas natural como combustible principal que representa el 96 % de la producción, y queda el gasóleo como combustible de emergencia. Esta actuación es un paso más hacia el objetivo de emisiones cero que Endesa se ha marcado para conseguir un sistema energético completamente descarbonizado de la producción de energía eléctrica en 2040. Por este motivo, la compañía trabaja en la reducción de emisiones en las instalaciones existentes y se hace un gran esfuerzo en el desarrollo de nueva capacidad renovable en las Illes Balears. Actualmente Endesa ya dispone de 3 plantas solares en Mallorca, que ya están en servicio: Sa Caseta (21,83 MW), Biniatria (14,97 MW) y Son Reus (12,53 MW), que pertenecen a un conjunto de proyectos renovables que la compañía construye en las Illes Balears, junto con Son Orlandis (en construcción) y Ca na Lloreta (en construcción), situados en Mallorca con una potencia total de 56,6 MWp y cofinanciados con fondos FEDER, con una inversión total de 47 millones de euros. Esta actuación se suma a la puesta en marcha el pasado mes de julio a la central térmica de Maó (Menorca), que dejó de utilizar el fuel como combustible el pasado día 12 de julio. Con esta acción, los tres motores de la central situada en el municipio menorquín funcionarán un máximo de 1.500 horas anuales con gasóleo y tendrán una producción total estimada de 62 GWh cada año. Con el cambio de combustible la central dejará de consumir 55.000 toneladas de fuel cada año y reducirá un 88 % las emisiones de dióxido de azufre (SO2) a la atmósfera.

1 - 7