Pla d'Eficiència Energètica

Molinos de agua

Actuaciones realizadas

castellano castellano català

Los molinos en las Illes Balears: recursos elementales


A lo largo de la historia, el hombre ha sabido aprovechar los recursos de los elementos naturales para extraer la energía. Los molinos son ejemplos claros de este aprovechamiento energético. Los animales, el agua y el viento han sido, en diferentes etapas, estas fuentes energéticas naturales desarrolladas y aprovechadas por el hombre en las Illes Balears.

Los molinos de agua en las Illes Balears han utilizado las aguas subterráneas y de los torrentes, con toda una serie de obras destinadas al aprovechamiento. Los molinos de sangre eran comunes en los lugares de nuestras islas donde no era posible beneficiarse del agua o del viento. Desde el año 1229, los molinos de viento se destinaban, básicamente, a moler la harina.

De la tracción de sangre a la energía eólica: un paso histórico

Hasta mediados del siglo XIX, habían sido las burras, los asnos y los mulos los encargados de sacar el agua de los pozos de nuestras islas, haciendo rodar las norias. Pero con la adaptación de los molinos harineros a molinos aguadores se dio un gran paso hacia un mayor aprovechamiento del viento.

El año 1848 marca en la isla de Mallorca un hito en la historia del aprovechamiento del viento para el traslado del agua. En aquel año finalizaron las obras de desecación de El Prat de Sant Jordi (ahora, Pla de Sant Jordi), tarea que fue posible gracias al primer molino de viento aguador construido en Mallorca el año 1845 por el ingeniero holandés Bouvij.

De los molinos de vela a los molinos de ramell: la evolución de un invento eficiente

Fue un carpintero de Pòrtol (Marratxí), el maestro Martí Barrera, quien inventó los molinos de vela que se introdujeron al comienzo. El maestro Damià Rexach, un carpintero de El Molinar, sustituyó las velas por unas palas un poco volteadas. Así nació el primer molino de ramell. Finalmente, un ingenioso cura de Algaida, el padre Rafel Oliver, completó el invento añadiéndole una cola.

Las velas dieron paso al ramell de palas de madera, que en el año 1930 se sustituyeron por palas de hierro. En los años sesenta, la gran mayoría de los molinos de viento dejaron de funcionar, reemplazados por bombas hidráulicas, primero de explosión y después eléctricas.

¿Cómo funcionan los molinos de viento aguaderos?

Los molinos de viento aguaderos hacen aflorar corrientes subterráneas (venas de agua) y funcionan mediante una bomba de aspiración o depresión, formada por un cilindro, que puede llegar hasta profundidades de 10,33 metros. Estos molinos proporcionan entre 30.000 y 40.000 litros a la hora, un caudal muy considerable, especialmente si tenemos presente su fuente energética (el viento), limpia, gratuita e inagotable.

El ramell de los molinos más antiguos está formado por unas tablas de plancha que se llaman cartones, distribuidas de forma radial. Estas tablas de plancha son móviles, de forma que se esparcen y se recogen antes y después de su funcionamiento. Esta operación se llama envelar. Los molinos de viento más modernos están equipados con palas metálicas fijas.

Captación, transmisión, ejecución y apoyo es lo que realizan las cuatro partes de los molinos

Captación de la energía: rotor y cola o timón

El rotor está formado por las antenas o palas (ramell) sujetos al buje. Es el elemento más visible y característico de los molinos. La cola actúa como timón con el fin de mantener el rotor orientado en todo momento en la perpendicular del viento.

Transmisión del movimiento: biela, manivela y tisa

El sistema de transmisión transforma el movimiento de rotación en movimiento lineal de vaivén que acciona la bomba de émbolo.

Ejecución del trabajo: bomba o "cúpet"

La bomba que se utiliza consiste en un cilindro con dos orificios provistos de las correspondientes válvulas, por cuyo interior se mueve un émbolo (pistón), que cuando se eleva provoca una depresión y succiona el agua del pozo.

Apoyo del sistema: edificio y torre

Los molinos de viento aguaderos tienen como soporte una torre, de piedra en los más antigüos y de marés en los más recientes. Esta construccion, de 2 o 3 metros de diámetro y 5 o 6 de altura sirve para incrementar la altura del rotor e incrementar la captación de viento. Todos los componentes de la transmisión están soportados por una estructura metálica que permite los diferentes movimientos del rotor.

¿Qué sentido tienen los molinos de viento aguaderos en las Illes Balears?

Los molinos de viento aguaderos constituyen un claro ejemplo de aprovechamiento energético mediante una energía limpia y renovable como es el viento.

Pero lejos de ser objetos románticos que nos recuerdan tiempos pasados, los molinos de viento son hoy máquinas eficientes de generación energética que, por lo tanto, hace falta recuperar y conservar, con el objetivo de volver a darles el uso energético para el que fueron concebidos.

Proyecto de rehabilitación de la Mancomunidad del Norte de Mallorca, con el apoyo del Gobierno de las Illes Balears

La recuperación de los molinos para la extracción de agua constituye una importante tarea etnológica y una actuación respecto a la reducción de las emisiones de CO2 y otros gases contaminantes, en línea con los acuerdos firmados en el Protocolo de Kioto.

En el territorio de la Mancomunidad del Norte de Mallorca hay catalogados 498 molinos de viento para la extracción de agua. El proyecto de recuperación y conservación de estos molinos es lo más importante que se está realizando en las Illes Balears y supone una protección del entorno medioambiental y paisajístico, además de ofrecer un elevado interés social, con una incidencia positiva a diferentes niveles:

Energético-ambiental

Uso de energías renovables y fomento de un método de extracción de agua que no perjudica a los acuíferos.

Agrícola

Incidencia en el medio rural y acción a favor del agricultor.

Patrimonial

Recuperación del patrimonio etnológico.

Turístico

Incrementa el atractivo turístico de la zona

Educativo

Favorece la enseñanza de una cultura propia del arco mediterráneo y de unos oficios en vías de extinción.

Social

Crea ocupación, de gran importancia para la recuperación de oficios artesanos de alta calificación técnica.

Equilibrio territorial

Incidencia sobre la zona necesitada de desarrollo sostenible.

21 molinos aguaderos recuperados

Durante el año 2002, se rehabilitaron en los municipios de Sa Pobla y Muro un total de 7 molinos aguaderos, con un coste total de 170.260,90 euros. Dentro del año siguiente (2003), se rehabilitaron 7 molinos más, con un coste total de 159.894,30 euros. En el año 2004, se rehabilitaron 6 molinos, con un coste total de 134.252,38 euros.

En el transcurso del año 2005 se ha llevado a cabo la rehabilitación de 3 molinos más, cuyas obras se encuentran en proceso de finalización. Asimismo, se ha previsto en el 2005 el inicio de las obras para la restauración y la rehabilitación de un molino de ramell de madera, que requiere un tratamiento especial.

21 molinos aguaderos recuperados

Total 685.936,62 € 100%
Conselleria d'Agricultura i Conselleria de Comerç, Indústria i Energia 270.455,45 € 39,42%
Conselleria de Medi Ambient 180.303,63 € 26,28%
Ajuntament de Sa Pobla 45.316,31 € 6,60%
Ajuntament de Muro 69.717,40 € 10,16%
Particulares 120.143,82 € 17,51%

El contenido de esta aplicación contiene información actualizada a julio de 2006
Más información en pie.caib.es  dgener.caib.es

Camí de Son Rapinya, nº12, Urbanització Son Moix Blanc, PALMA 07013
Teléfono: 971 784132 Fax: 971 177495 energia@caib.es

créditos
Documento XHTML 1.0 válido Documento CSS estandar Icono de conformidad con el Nivel Doble-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI